ASESORAMIENTO · CONFECCIÓN · INSTALACIÓN · +34 627 43 30 74

Decoración textil · Interiorismo

Apasionada de la armonía y la serenidad, intento que las cortinas aporten principalmente luminosidad. La luz es una fuente de energía indispensable que nos aporta ilusión en nuestro día a día sin restar integridad en el espacio decorado.

Según el estilo, asesoro al cliente qué tipo de textura y tono son los idóneos. Mi tendencia son los tonos neutros, aportando una sensibilidad sobria pero a la vez elegante a la estancia para permitir la introducción de colorido de otros elementos textiles como son sofás, cojines, alfombras, etc.

Cuando ya sabemos el tono hay que decidir el tipo de confección de la cortina: cortina tradicional, estor o cortina técnica, cortina enrollable, cortina con tejido específico para absorción del calor, qué grado de apertura, sin olvidarnos de la practicidad que nos proporcionará en el espacio físico en el que estamos trabajando. Cada ventana es diferente, su posición respecto a la estancia, la distribución de mobiliario en su entorno, la perfección que queremos transmitir, si queremos amplitud o queremos mayor privacidad.

Un factor determinante es la instalación física de la cortina. No en todos los espacios se puede instalar cualquier tipo de cortina. Por ejemplo, para instalar un estor necesitamos al menos 30 cm de apertura de la ventana.

Como trabajadora valoro mucho mi tiempo libre, así que el mantenimiento y limpieza tienen que ser adaptados al cliente. Gracias a los nuevos procedimientos en los acabados textiles, como el lavado a la piedra, podemos tener cortinas de lino natural, tan presentes en mis decoraciones textiles.

En una decoración basada en los diferentes tipo de tejidos naturales, éstos nos aportan acogimiento, ternura, calidez, que sumadas a las sensaciones del interiorismo nos aportan paz, que es la finalidad de mi decoración textil.